Lo veníamos advirtiendo, y desde hace años, el Centro Poblado de las Cañas, carece durante todo el año de destacamento de bomberos, con el peligro que implica que se desate en el lugar un foco ígneo y la consecuente demora en llegar el camión desde Fray Bentos (15 minutos mínimo). El lugar tiene muchas casas en el centro poblado, muchas rodeadas de frondosa vegetación, stand de artesanos en su mayor parte de madera, locales comerciales y se encuentra en absoluta soledad en cuanto a soluciones tanto en la atención médica como en casos que podían suceder, un incendio, quedan totalmente desprotegidos.

En la mañana de hoy próximo a las 8. 30 horas se produjo el incendio de una vivienda frente a la Sub Comisaría, gracias a la rápida intervención de los policías Ate Primera Mario Palacio Alejandro Burucuá, Alondra Franco Agente de 2da Sebastián López y Cinthia Martínez, una familia pudo salvar su vida y los policías con su rápido accionar, evitaron que la familia se quemara viva.

Estos son los héroes que siempre visten uniforme policial porque no pensaron ni en el riesgo de su propia vida, sino que sin pensar salvaron de morir entre las llamas a la familia.

Luego el accionar de vecinos, trayendo baldes uniendo mangueras hizo el resto, pero nada pudo evitar que las consecuencias afectaran a la niña en sus manos sufriendo quemaduras, y a la mamá y al papá también con afectaciones varias que derivaron su traslado horas después al Centro del Quemado en Montevideo.

Desde la Junta Departamental de Río Negro en el período pasado, se presentó  la posibilidad de creación de un destacamento en Las Cañas, debido a la gran población que ahí vive permanentemente aún fuera de la época estival.

La ponencia la realizó la Edila Sandra Dodera, se recibió a los bomberos del destacamento local, se solicitó   al Ministerio del Interior la posibilidad de poner un destacamento o por lo menos un camión hidrante para casos de incendios y que estuviera en forma permanente en el Balneario, pero la contestación que se recibió fue negativa.

No es factible tener un destacamento de bomberos, ni un camión hidrante, y los vecinos quedan abandonados a su propia suerte.

Si bien el Ministerio del Interior tiene en el balneario una sub comisaría, lo que abarataría costos de infraestructura, no es posible tener ni un camión hidrante para estos casos que se pueden dar en cualquier momento ya sea en temporada estival como fuera de ella.

Los vecinos de Las Cañas tampoco cuentan con médico en el lugar, ni con un servicio de enfermería las 24 horas, tan solo tienen atención médica en temporada turística y hasta las 22 horas.

El servicio de Emergencia Médica tampoco cubre el balneario, por lo que si hay un siniestro de tránsito como ya ha ocurrido hace pocos días, se puede condenar al siniestrado a esperar una hora la presencia médica.

Promocionamos un balneario que tiene un entorno natural envidiable, servicios varios, buenas construcciones para hospedarse, varios servicios para pasar el verano, una permanente visita de turistas extranjeros, pero es verdad también que es un balneario en donde por falta de asistencia médica, falta de bomberos, un ser humano puede perder la vida en pocos minutos.

Los habitantes del balneario parecen olvidados de las autoridades nacionales y departamentales, nos preguntamos si las autoridades podrán dimensionar la importancia que tiene el poder brindarle al turista la mínima seguridad. El turista deja divisas al país y ¿qué les ofrecemos? Naturaleza y paz.

Pero en un mundo globalizado se necesita ofrecer otras cosas.

Si los habitantes no han tenido respuestas, tampoco la seguridad del turista la ha tenido.

Vienen tiempos de exigir por la seguridad y el bienestar de quienes habitan en forma permanente ese lugar paradisíaco, como de quienes nos visitan cada verano.

No se puede decir que no hay dinero, porque los habitantes y los turistas demasiado dinero han dejado ya en el balneario.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn