RAMBLA

https://youtu.be/-hKqBKgu3NA

La Intendencia liberó los espacios, y los muchachos con tiempo ocioso hicieron de la suya.

Se aglomeraron en la rambla costanera, en donde hay expendio de alcohol sin ningún tipo de control de parte de las autoridades que brillan por la ausencia en cuanto a la venta de estos productos a menores de edad.

Pero no solo eran menores cuya responsabilidad puede ser atribuida a sus padres, también había adultos y cero control.

Se escuchaban gritos de matalo, se tiraban a jóvenes desde arriba de la rambla hacia la zona de la escalerita y los golpes patadas trompadas y demás era lo que dominaba la escena.

Luego comenzó la rotura de algunos bolardos y la mugre a la que ya nos tienen acostumbrados, pese a que existen cestos para descartar los desperdicios.

Alcohol, droga, permisividad, todo vale

Tal vez esto se termine el día que alguno resulte muerto en una de estas peleas.

Pero como siempre se llorará a la víctima unos días, ocupará grandes titulares de los medios de prensa y luego pasarán al olvido, solamente su familia seguirá en duelo eterno.

Antes que esto suceda, control, fiscalización, y actuar como se debe actuar con menores o adolescentes, haciendo responsable de sus actos a sus mayores.
No a la policía ni a los marineros, es imposible poner un policía o efectivo de la marina, por cada desubicado, borracho o drogado que pulule aburrido por la rambla costanera.

Consultado el Secretario General de la Intendencia Alvaro Debali en el programa Visión

Temprana de Radio Visión expresó

"No hay en Uruguay decreto de cuarentena, si hay prohibición de espectáculos públicos sin importar si van 8 o 400 personas"... "Una vez que se comienzan a retomar actividades, hay algunos locales que reabrieron... Desde la intendencia hemos planteado que deben respetarse las sugerencias de Salud Pública, eso aplica en general"... "No deja de ser una sugerencia del MSP". "Si hay un local que hace un baile o una institución que alquila un salón para un cumpleaños y se constata se exponen a una multa".

Podemos afirmar que si bien hay locales que tienen autorización en la zona de la rambla costanera de abrir hasta determinada hora, están muchas màs horas abiertos y no hay ninguna clase de control.

Las casas de juegos particulares, los bares por ejemplo no tienen ninguna clase de control, se amontonan las personas que van a jugar a maquinitas en locales sin ventilación, y no usan tapa bocas ni mantienen distancia social.

 

 

Después nos lamentamos.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn