mary

foto canal 12 y Alan Xsile Nuevo Berlín

Seguramente los casi dos meses màs duros de su vida.

Mary, madre, esposa, abuela, mujer trabajadora de Nuevo Berlín, consultò por un estado de decaimiento general, lejos estaba de pensar que era portadora de COVID 19 y que su caso dispararía en la localidad de Nuevo Berlìn, los primeros hisopados a la población en forma masiva, y que su vida estaría en riesgo durante tanto tiempo.

De lo sucedido durante su internación enel CTI no recuerda nada, sí recuerda que llegó al Hospital de Fray Bentos luego de pedir a su esposo que la llevara a la policlínica de Nuevo Berlín, porque ya no le daban màs las fuerzas, el recuerdo que tiene de su despertar en el cti de Paysandú, fue ver a una nuerse y no poder hablar.

Cuando se recuperó le volvieron a hacer el otro estudio que le dio positivo y eso la mantuvo durante varios días màs alejada de su familia.

Su esposo recibía todos los días el parte diario  de los mèdicos con el estado de Mary vìa watshap.

Sus días no fueron sencillos, ya que al ser positivo el y la hija de ambos, una niña, no podía salir a buscar el sustento diario, Mary limpia en oficinas, casas de famlias y empresas, y su esposo tiene trabajo zafral, pero al ser positivo debía permanecer en su domicilio cuidando su salud y la de los demàs.

Ahí el pueblo fue solidario, se tejieron redes de vecinos, organizaciones de voluntarios de Nuevo Berlín que nunca le dejaron faltar nada a la familia.

Al esposo de Mary le daba verguenza recibir ayuda porque toda la vida trabajaron, pero la ayuda era necesaria, alimentos frutas verduras, pan fresco y artículos de limpieza para el hogar y para ellos mismos.

La familia no la pudo ver hasta ayer, cuando luego de dar negativo al tercer estudio le dieron el alta.

Fueron a buscarla a Paysandú, y en el camino por redes sociales su hija mayor iba informando por dónde venían en la ruta.

De esta manera vecinos, amigos, familiares se concentraron en el ingreso a Nuevo Berlín para darle la bienvenida a Mary, volver a su pueblo, a sus afectos, a su familia era también volver a la VIDA, y vaya si había motivos para festejar.

Una caravana de vecinos acompañó a Mary hasta su hogar.

Desde nuestro medio de prensa saludamos a Mary y a su familia, estuvimos durante todos estos días recibiendo primero las malas noticias, y luego las buenas, estuvimos unidos en cadena de oración por la salud de Mary y hoy solo resta agradecer al personal de la salud que devolvieron a Mary a su familia luego de tantos y tantos días de lucha.

Un reconocimiento de Mary al personal de la salud que la atendió en Paysandú, "nunca estuve sola, ellos en todo momento estuvieron ahí, me atendieron y me brindaron todo lo que necesitaba".

Bienvenida a casa Mary, a disfrutar de la familia y sobre todo de la vida.

Mary pide a la población que extremen las medidas de cuidado personal, que usen barbijo y que mantengan la distancia recomendada por las autoridades de la salud pública y las medidas de higiene necesarias. Ella nunco pensó poder tener covid 19 y contagiarse en una localidad como Nuevo Berlín, y sin embargo su vida estuvo en peligro.

 

Por algo Mary ya no tendrà los recuerdos de todos esos días que estuvo grave, ahora en su mente estaràn solo los recuerdos de su recuperación y vivirà el encuentro con su familia.

 

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn