COCINA

Mallmann, sus fuegos, sus milanesa



radiomitre.cienradios.com

Por más que el empresariado top del turismo mundial, presione (con argumentos válidos y en algunos casos con la crudeza de vida o muerte que amenaza a la industria), la realidad de la pandemia se empeña en postergar cotidianamente cualquier intento de ingreso a la Nueva normalidad. El mundo llega a los 25 millones de personas contagiadas y pasó los 800 mil muertos. Este domingo India vio como se confirmaron casi 80 mil nuevos casos; España informa que está alrededor de los 30 mil muertos y 430 mil casos diagnosticados; en Francia hubo 5.413 nuevos casos en las últimas horas y se detectaron 40 nuevos focos, marcando una tendencia ascendente sin visos de que se produzca un descenso. En Italia en las últimas horas el número de afectados ha sido de 1.365, lo cual implica un ligero descenso de los 1.444 del sábado. Sin embargo, el número de pacientes que ingresan en la UCI o CTI es mayor, con hasta 86 personas nuevas. En total, hay 268.218 infectados y 35.477 decesos contabilizados. En el Reino Unido hay 1.715 nuevos positivos. Estados Unidos alcanzó este sábado la cifra de 5.958.902 casos confirmados de COVID-19 y la de 182.718 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del domingo) es de 46.886 contagios más que el viernes y de 1.014 nuevas muertes. Brasil informó de 758 muertes relacionadas con la COVID-19 en las últimas 24 horas y acumula ya 120.262 fallecidos desde el inicio de la pandemia, mientras que el número de positivos se acerca a los 3,9 millones. En Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación informó este domingo que durante las últimas 24 horas se registraron 104 muertes y 7.187 nuevos casos positivos por coronavirus. Con estos datos, el total de infectados en todo el país asciende a 408.426 y las víctimas fatales suman 8.457. Del total de esos casos, 1.191 (0,3%) son importados, 94.301 (23,1%) son contactos estrechos de casos confirmados, 247.931 (60,7%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

por Sergio Antonio Herrera, desde Salinas, Uruguay
@DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Como podemos ver, con este panorama tan desalentador, cuando estamos a poco más de 90 días de inicio de la más alta temporada de turismo en Uruguay, nadie, sensatamente, puede hacer vaticinios con visos de seriedad y mucho menos intentar precisar planes de acción que incluyan marketing, promoción, y algún tipo de propuesta más o menos sostenible.

Alto turismo receptivo

Los hechos demuestran que en la actualidad, con pandemia y sin vacuna, el turismo debe olvidar la masividad y apuntar hacia este mercado que incluye eventuales clientes para viajes a forfait bien determinados como por ejemplo: lujo: rural; temático, entre otros por el estilo.

Todos ellos deberían ser protocolizados a grandes rasgos, es decir en líneas generales, como los productos de alta costura.

Habrá que determinar, más temprano que tarde los mercados emisores objetivos y diseñar forma de transporte, de acuerdo a cada área específica.

Por ejemplo, para que el Enjoy Punta del Este, ya no digamos funcione, simplemente para que decida reabrir sus puertas, habrá que incluir en sus protocolos, determinadas características de hospedaje que evite tener que confinar a sus clientes a cuarentena obligatoria. No vienen si no hay juego y no se les puede llevar la ruleta a la habitación. Tampoco hay vuelos regulares suficientes para desarrollar la estrategia ideal. Habrá que diseñar chárteres con protocolo exclusivo (suponemos que el Enjoy ya los debe tener redactados).

El resto de los hoteles resort del país, más algunos de los cinco estrellas capitalinos, tienen áreas comunes que en "circuito cerrado", bien podrían ser émulas del paraíso para determinados eventuales clientes que hoy están confinados en sus departamentos en el mundo entero.

Llegados a este punto, hay varias preguntas que requieren respuestas urgentes.

¿De dónde traerlos?

¿Con cuáles protocolos?

¿De quién es la responsabilidad de la iniciativa?

Alto turismo interno

Cuenta de arranque con grandes ventajas:

- Público objetivo - Es el viajero frecuente, el que va a Europa, a Norteamérica, Caribe y otros destinos llamados exóticos, el cual está ávido del ocio, el relax, la gastronomía diferente, las experiencias distintas.

- Tiene poder adquisitivo para adaptarse.

- Tiene locomoción propia.

Pero:

Está experimentado en comprar bien, no regala su dinero, es exigente.

Hay que cambiar el chip en la mentalidad de los anfitriones, habrá que ponerse "a la altura" de los prestadores de servicios "de afuera".

Programar entretenimientos, shows, etcétera.

El turismo interno tradicional

Es el que está más comprometido. Su público objetivo, clase media, trabajadores, pasivos, es el que paga más caro las consecuencias económicas de la actual crisis.

Los hoteles de dos y tres estrellas, los hostels, las residencias turísticas, deberán replantearse la estrategia y enfocarla (hasta que aparezca la vacuna, hasta que "cambie el viento", hasta que resucite la clase media argentina, hasta que se abran las fronteras de verdad, en el mercado interno, su público objetivo es el uruguayo, principalmente, "el de a pie".

Buscar atraer clientes y apuntar hacia la mejor rentabilidad de cada unidad de su estructura. Agregar camas, literas, cuchetas, lo que quepa, en cada espacio. Ofrecer planes que excedan el simple desayuno. La media pensión y hasta la pensión completa será valor agregado. Máquinas con bebidas y café, etcétera.

Segmentar, compartimentar áreas

Como nunca, funcionará este concepto. Respecto a las milanesas de Mallmann, no importa si las cobra dos mil pesos o dos mil dólares cada una, el asunto es que captemos clientes dispuestos a pagar esos precios. Los hay, en todos lados. Por ello es muy importante no "patalear" más, si en las playas de Montoya o José Ignacio un agua mineral de medio litro cuesta 200 pesos o doscientos dólares. Es más, sonará antipático, clasista o como quieran, pero la Nueva normalidad apunta a cambiar mucha cosa o mejor expresado, a confirmar tendencias. Lo que tanto se ha dicho en broma acerca de que en la entrada a La Barra se "instale" un "peaje imaginario" es cada vez más posible. No hablamos de prohibir la entrada a nadie, hablamos de negocio y ese es un producto que puede tener muchos más clientes que los que tiene y dejar dividendos impensados a las arcas del Estado, engrosando en primera instancia las de los particulares. De una vez por todos, dejemos de ser hipócritas. No reclamemos por reclamar, además, a la mayoría de a quienes pueda molestar esto que decimos, "Punta del Este no les gusta", prefieren otras playas, otros balnearios, otros departamentos...

Lo mismo ocurre con Destino Termas y puede pasar con Colonia y Rocha. Si queremos que crezca el turismo interno habrá que abordarlo como lo que es, un negocio con fines de lucro. Hay que dejar las sensiblerías y la demagogia para otro momento (por mi parte, para nunca).

Por ello, hay que pavimentar los últimos 19 kilómetros de la ruta que lleva de Salto a Arapey y poner un cajero automático (esta carencia debería provocar vergüenza a las autoridades).

No se puede entender que Daymán siga sin saneamiento...¿de qué Uruguay Natural hablamos?

Pensar en el turista de a pie

Para que el turismo interno funcione, debe funcionar sí o sí la conectividad a nivel nacional, departamental y municipal. Es hora que los tres niveles de gobierno del Estado demuestren para lo que están, que sepan coordinar entre ellos mismos y con el sector transporte interdepartamental, taxistas, plataformas estilo Uber. Un trabajador que decide hacer turismo con su pareja o con su familia, o con amigos, debe tener solucionado el transporte de media y larga distancia, ya sea terrestre o aéreo con una buena oferta, accesible. Tiene que contar con servicio permanente cuando llegue al destino elegido, más allá de la importancia turística que tenga o no, el mismo. El anfitrión de hospedaje debería solucionarle el traslado de ingreso y de salida, proveerlo, incluirlo en la tarifa, financiarlo. Debería existir una agencia coordinadora de Turismo Interno a nivel nacional que se encargue de la generación, mantenimiento y fiscalizacion de la provisión de servicios en los diferentes destinos. Podría depender del Mintur o del área que se entienda. Podría tener entre sus cometidos también coordinar el transporte turístico a nivel nacional a efectos de optimizarlo, de por ejemplo, poder determinar la colocación de una unidad turística para fechas en las que se confirme el traslado de determinado número de pasajeros al mismo destino con fines turísticos y que opere estilo chárter durante todo el período vacacional o de ocio de ese grupo de personas, con el consiguiente beneficio no solamente en el costo, sino en el servicio integral.

Debe generarse un sistema de financiación ventajoso para este público objetivo. Si se puede comprar un pasaje aéreo a Europa en 10 o 12 cuotas sin recargo, debe existir lo mismo para aquellos trabajadores que usen el turismo interno, sobremanera, si no tienen tarjeta de crédito. Acuerdos con los empleadores para descontar del salario. Que el plazo financiado no exceda los doce meses, de modo de facilitar, de asegurar, "el reenganche" al año siguiente.

Giro de 180 grados

Tanto el gobierno como el empresariado, deben coincidir en que hay que actualizar todo, no podemos "seguir pateando para adelante", las decisiones que había que haber tomado hace años.

Portal de América

 IBM FUNCIONARIOS

  • Las áreas engloban desarrollo de tecnología, consultoría de negocios y educación

 

América Latina, 25 de junio de 2020 – IBM anunció hoy que sus empleados han destinado más de 26.000 horas de trabajo voluntario, utilizando la tecnología como habilitador, para ayudar a instituciones educativas, ONGs, gobiernos y empresas a desarrollar iniciativas y programas que soportan a la sociedad y a las comunidades de toda la región. Las horas dedicadas equivalen a más de 12 años de trabajo continuo*.

La tecnología está jugando un papel fundamental en este momento sin precedentes, habilitando el trabajo y la prestación de servicios remota, permitiendo el desarrollo de nuevos modelos de educación a distancia y agilizando la creación de soluciones para ayudar a los gobiernos y entidades a responder a consultas o preguntas de los propios ciudadanos.

"La clave para hacer la diferencia en la transformación de nuestra sociedad está en acompañar a las organizaciones, instituciones educativas, gobiernos y empresas en su camino hacia la digitalización", comenta Ana Paula Assis, Gerente General de IBM América Latina. “Me siento sumamente orgullosa de que en momentos sin precedentes como el que estamos viviendo, los ‘IBMistas’ nos hayamos unido para colaborar con nuestra comunidad, habilitando el uso de la tecnología; brindando recursos, expertise, tiempo y dedicación para hacer la diferencia para los ciudadanos y para nuestra sociedad”.

En esta línea, las horas de voluntariado de los ‘IBMistas’ han sido destinadas principalmente para programas de capacitación a profesores y estudiantes, traducción de contenido, consultoría de negocios, desarrollo y adaptación de soluciones que utilizan AI, Cloud o Blockchain ymentorías on-line, entre otros.

Algunos de los programas desarrollados

Localización de la solución Watson AssistantforCitizens

IBM está entregando este servicio a nivel mundial de forma gratuita, para ayudar a los gobiernos y entidades a responder preguntas frecuentes sobre COVID-19. Para poder ofrecer la solución en la región, los expertos de IBM dedicaron su tiempo para entrenar al asistente virtual, en idioma local, incluyendo información clave para los ciudadanos sobre cada ciudad o país. Actualmente el Gobierno Nacional de Colombia y la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax son algunas de las instituciones que ya lanzaron la solución.

Alianza Cisco + IBM para la continuidad de las clases de forma virtual

IBM y Cisco hicieron un partnership para ayudar a las instituciones educativas en América Latina a continuar con sus clases regulares utilizando la plataforma Cisco WebEx y el conocimiento de los voluntarios de IBM. Más de 1.100 ‘IBMistas’, brindaron tutoría a los maestros para que puedan aprovechar al máximo la plataforma, así como ayuda telemática en tiempo real, para resolver cualquier pregunta o problema técnico. Más de 9.300 profesores, maestros y educadores han sido capacitados, tocando a más de 164.000 estudiantes en toda la región.

Localización y desarrollo de contenido para Open P-Tech

Plataforma gratuita de educación digital, disponible en español, portugués e inglés, con el objetivo de ofrecer a jóvenes y educadores capacitaciones sobre ciberseguridad, inteligencia artificial y computación en la nube, así como habilidades profesionales como redacción de curriculum y entrevistas. Los voluntarios de IBM han desarrollado actividades relacionadas con el avance del programa en América Latina, como la creación del plan de actividades, seminarios web, desarrollo de videos y traducción de contenidos, para que la plataforma esté localizada a las necesidades de los países de la región. Actualmente, más de 13.400 estudiantes están registrados en la plataforma en Latinoamérica.

 

Servicios de consultoríapara el Gobierno del Estado deSão Paulo

IBM ayudará en los próximos pasos del proyecto InovaHC- movimentopara incentivar la innovación dentro y fuera del Hospital das Clínicas de la Facultad de Medicina de USP-, para avanzar en el desarrollo de un ecosistema que promueva la transferencia de conocimiento científico, tecnológico y cultural entre los sectores público y privado. Además, los consultores también apoyarán el diseño, la planificación y los recursos necesarios para escalar un piloto para acelerar la adopción de nuevas tecnologías, como IoT, Blockchain y Cloud por parte de las pequeñas y medianas empresas en São Paulo.

IBM

5 consejos que deberían seguir las empresas para regresar al trabajo de forma segura

*Thais Marca, General Manager, IBM Services América Latina

Hay muchas cosas que aún no sabemos sobre cómo se verá y se sentirá el futuro ambiente de trabajo tras la pandemia, pero hay una cosa que sabemos con seguridad: tendremos un nuevo normal tanto nuestras vidas personales como profesionales.

Las organizaciones alrededor del mundo han experimentado diferentes lados de la pandemia, algunas tienen poblaciones de empleados que, como las de IBM, han podido trabajar desde casa con relativa facilidad; otras han tenido que cerrar operaciones en su totalidad o en parte. Pero, con diferentes tiempos y situaciones, la fuerza laboral comenzará a regresar a los lugares de trabajo, y esto no será un simple cambio de "apagado" a "encendido".

En IBM creemos que esto requerirá reelaborar la forma en que pensamos acerca de cómo y dónde trabajamos. Es por eso que hemos desarrollado una guía basada en 5 consejos, que deberían seguir las empresas al establecer sus planes de regreso.

  1. Reglamentación local: Evaluar las directrices de los organismos internacionales y locales

 ¿Qué orientación o criterios ha proporcionado el gobierno local?

 ¿Qué indican los datos clínicos y de salud de la población locales? Por ejemplo, ¿ha habido una desaceleración sostenida y significativa en los casos nuevos medidos por la tasa de duplicación (como los casos confirmados que se duplican en 15 días, o con mayor o menor frecuencia)?

 ¿Qué están haciendo otras compañías locales, especialmente aquellas con quienes podemos estar haciendo negocios?

 ¿Qué tan disponibles están los servicios de transporte público, escuelas, campamentos, guarderías y otros servicios esenciales para su fuerza laboral?

  1. Autoevaluación: Evaluar el estado de nuestras oficinas de trabajo.

 ¿Contamos con un lugar de trabajo preparado y seguro y se han aplicado las directrices de las autoridades de salud pública, como las de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, directivas gubernamentales y sus propias políticas y normas?

 Muchas jurisdicciones aún requieren que todos los empleados y visitantes usen máscaras. ¿Debemos proporcionar las máscaras? Si es así, ¿tenemos suficientes? ¿Cómo serán distribuidas? ¿Qué pasa con las máscaras para los visitantes del sitio? ¿Cómo crearemos una experiencia para visitantes y empleados que sea segura pero no engorrosa?

 ¿Se deben realizar reestructuras en el mobiliario, disposición de los recursos, servicio de limpieza, mayor ventilación del aire y entrega modificada de servicios de alimentos, entre otros, para cumplir con los requerimientos de distanciamiento social y salvaguardar a empleados, clientes y asociados?

 ¿Los sitios requerirán exámenes de salud en el sitio para los clientes y socios que ingresan al campus o al edificio? ¿Tenemos cómo proveer estos servicios?

  1. Escuchar a los empleados: Canales de comunicación abiertos

 ¿Tenemos una comunicación clara con nuestros empleados sobre las acciones y riesgos?

 ¿Cuál es la opinión predominante de su fuerza laboral sobre el regreso a los lugares de trabajo?

 ¿Están preocupados por los riegos de regresar?

 ¿Existen consideraciones profesionales y personales que podemos evaluar para atrasar / adelantar el regreso de los empleados?

  1. Regreso: En fases o escalonado

 El retorno de los empleados debe hacerse en fases predefinidas, utilizando prácticas y políticas basadas en datos y en evidencia.

 Desde IBM hemos establecido 3 posibles Fases, que permitirán una vuelta escalonada y gradual.

 Durante la Fase 1, se debe planificar que la gran mayoría de los empleados continúen trabajando desde casa.

 Considerar cuidadosamente los criterios para que la ola inicial de empleados regrese, determinando si experimentarán beneficios sustanciales de productividad o innovación al estar en el sitio, incluso mientras usan máscaras y distanciamiento social.

 Permitir que los empleados en grupos en riesgo, o aquellos que requieren flexibilidad, continúen trabajando desde casa.

  1. Organización: nuevas formas de trabajar y colaborar

 Tratar de limitar la frecuencia de las reuniones en persona, incluidos los nuevos requisitos para la cantidad de participantes en el sitio.

 Mantener cerrados por un período de tiempo los centros de información para clientes, auditorios, salas de capacitación y grandes salas de conferencias, a medida que encontremos nuevas formas de lograr nuestros objetivos comerciales.

 Continuar brindando nuestro apoyo, desde el punto de vista tecnológico y cultural, a la mayoría de los empleados, que continuarán trabajando desde casa.

Como empresa con una fuerza de trabajo considerable y ampliamente distribuida a lo largo de todo el mundo, en

Países que están en diferentes estadios de la pandemia, IBM ha experimentado de primera mano que no existe un enfoque único para todos. Sin embargo, creemos que lo que hemos aprendido al planificar nuestro regreso a una normalidad diferente puede ser útil para otras empresas. El recién anunciado Watson Works es un ejemplo de cómo la AI también puede ayudar a las empresas en esa planificación.

El studio completo con las fases, checklists, detalles específicos y requerimientos puede encontrarse en este link.

*Thais Marca, General Manager, IBM Services América Latina

Hay muchas cosas que aún no sabemos sobre cómo se verá y se sentirá el futuro ambiente de trabajo tras la pandemia, pero hay una cosa que sabemos con seguridad: tendremos un nuevo normal tanto nuestras vidas personales como profesionales.

Las organizaciones alrededor del mundo han experimentado diferentes lados de la pandemia, algunas tienen poblaciones de empleados que, como las de IBM, han podido trabajar desde casa con relativa facilidad; otras han tenido que cerrar operaciones en su totalidad o en parte. Pero, con diferentes tiempos y situaciones, la fuerza laboral comenzará a regresar a los lugares de trabajo, y esto no será un simple cambio de "apagado" a "encendido".

En IBM creemos que esto requerirá reelaborar la forma en que pensamos acerca de cómo y dónde trabajamos. Es por eso que hemos desarrollado una guía basada en 5 consejos, que deberían seguir las empresas al establecer sus planes de regreso.

  1. Reglamentación local: Evaluar las directrices de los organismos internacionales y locales

 ¿Qué orientación o criterios ha proporcionado el gobierno local?

 ¿Qué indican los datos clínicos y de salud de la población locales? Por ejemplo, ¿ha habido una desaceleración sostenida y significativa en los casos nuevos medidos por la tasa de duplicación (como los casos confirmados que se duplican en 15 días, o con mayor o menor frecuencia)?

 ¿Qué están haciendo otras compañías locales, especialmente aquellas con quienes podemos estar haciendo negocios?

 ¿Qué tan disponibles están los servicios de transporte público, escuelas, campamentos, guarderías y otros servicios esenciales para su fuerza laboral?

  1. Autoevaluación: Evaluar el estado de nuestras oficinas de trabajo.

 ¿Contamos con un lugar de trabajo preparado y seguro y se han aplicado las directrices de las autoridades de salud pública, como las de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, directivas gubernamentales y sus propias políticas y normas?

 Muchas jurisdicciones aún requieren que todos los empleados y visitantes usen máscaras. ¿Debemos proporcionar las máscaras? Si es así, ¿tenemos suficientes? ¿Cómo serán distribuidas? ¿Qué pasa con las máscaras para los visitantes del sitio? ¿Cómo crearemos una experiencia para visitantes y empleados que sea segura pero no engorrosa?

 ¿Se deben realizar reestructuras en el mobiliario, disposición de los recursos, servicio de limpieza, mayor ventilación del aire y entrega modificada de servicios de alimentos, entre otros, para cumplir con los requerimientos de distanciamiento social y salvaguardar a empleados, clientes y asociados?

 ¿Los sitios requerirán exámenes de salud en el sitio para los clientes y socios que ingresan al campus o al edificio? ¿Tenemos cómo proveer estos servicios?

  1. Escuchar a los empleados: Canales de comunicación abiertos

 ¿Tenemos una comunicación clara con nuestros empleados sobre las acciones y riesgos?

 ¿Cuál es la opinión predominante de su fuerza laboral sobre el regreso a los lugares de trabajo?

 ¿Están preocupados por los riegos de regresar?

 ¿Existen consideraciones profesionales y personales que podemos evaluar para atrasar / adelantar el regreso de los empleados?

  1. Regreso: En fases o escalonado

 El retorno de los empleados debe hacerse en fases predefinidas, utilizando prácticas y políticas basadas en datos y en evidencia.

 Desde IBM hemos establecido 3 posibles Fases, que permitirán una vuelta escalonada y gradual.

 Durante la Fase 1, se debe planificar que la gran mayoría de los empleados continúen trabajando desde casa.

 Considerar cuidadosamente los criterios para que la ola inicial de empleados regrese, determinando si experimentarán beneficios sustanciales de productividad o innovación al estar en el sitio, incluso mientras usan máscaras y distanciamiento social.

 Permitir que los empleados en grupos en riesgo, o aquellos que requieren flexibilidad, continúen trabajando desde casa.

  1. Organización: nuevas formas de trabajar y colaborar

 Tratar de limitar la frecuencia de las reuniones en persona, incluidos los nuevos requisitos para la cantidad de participantes en el sitio.

 Mantener cerrados por un período de tiempo los centros de información para clientes, auditorios, salas de capacitación y grandes salas de conferencias, a medida que encontremos nuevas formas de lograr nuestros objetivos comerciales.

 Continuar brindando nuestro apoyo, desde el punto de vista tecnológico y cultural, a la mayoría de los empleados, que continuarán trabajando desde casa.

TALVIVUELOS JULIO

style='font-variant-ligatures: normal;font-variant-caps: normal;orphans: 2; text-align:start;widows: 2;-webkit-text-stroke-width: 0px;text-decoration-style: initial; text-decoration-color: initial;word-spacing:0px' alt="Cancillería uruguaya preautoriza a Iberia a operar desde Madrid a partir del 5 de julio" v:shapes="_x0000_i1025">

En un hecho que sorprendió, no solamente a los "ciudadanos de a pie", ante el envío de la programación resuelta por Iberia en relación a la ruta Madrid-Montevideo, enviada a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (DINACIA) y por su parte, desde allí a la Cancillería, el Ministro Ernesto Talvi devolvió el expediente firmado con la preautorización.

Falta solamente que la DINACIA evalúe y a su vez autorice definitivamente dicha operación, lo que podría acontecer seguramente este mismo miércoles 24 de junio.

El PDA pudo saber que por el momento, los vuelos de Iberia operarán con las mismas condicionantes con las que lo hace Amazonas Uruguay en la ruta a San Pablo, solamente autorizados a transportar ciudadanos uruguayos y residentes legales, más algunas otras excepciones específicas que de ninguna manera, al menos por ahora, habilitaría a viajar a ciudadanos españoles o europeos en general.

Decíamos que la resolución inmediata de Talvi llamó la atención, pero también la solicitud de Iberia ya que en su programación, tal como había trascendido, hay una previsión de vuelos prácticamente regular, bastante similar a la era pre Covid 19.

Habrá que aguardar los acontecimientos, seguiremos informando.

 

Portal de América

CONFIANZACONSUMIDOR

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) mostró nuevamente un aumento de 2,6 puntos en mayo ubicando a Uruguay ya en un “moderado pesimismo” luego del impacto y gran caída que ocurrió en el mes de marzo en el marco de la crisis por el COVID-19.

Luego de la mejora en la confianza del consumidor del mes de abril, el ICC vuelve a aumentar en mayo siendo el segundo mes consecutivo mostrando evoluciones en los indicadores económicos, según el Instituto de Competitividad de la Universidad Católica junto a la cátedra SURA en el estudio realizado por Equipos Consultores. 

El ICC o confianza del consumidor mide concretamente el grado de optimismo que sienten los uruguayos sobre el estado general de la economía y sobre su situación financiera personal. En comparación a mayo del 2019, este año la confianza aumentó solo en +0.3 puntos, por lo que la situación es muy similar a la de hace 12 meses a pesar del contexto de crisis del COVID-19. 

Alejandro Cavallo, director de Economía de Equipos Consultores, explicó que “hoy nos encontramos en un moderado pesimismo y la suba de mayo se explica, en parte, por la caída abrupta de la predisposición a la compra de durables la cual era de esperarse una recuperación”. Y agregó también que “la buena evaluación de la gestión del gobierno sostuvo en estos meses un nivel de confianza y expectativas económicas altas”.

La gráfica deja ver la evolución en los indicadores incluyendo una caída en la predisposición a la compra de bienes durables (vehículos, electrodomésticos y otros bienes de peso) de -5.7. 

Con respecto a la situación económica personal, la medición no mostró cambios en comparación a la medición del mes de abril del 2020. Si bien hay una mejora en la situación económica general actual de +0,6 , también hay una caída en la situación financiera personal de aquí a un año de -0,6 puntos. 

LA SITUACIÓN ECONÓMICA DEL PAÍS

La situación económica del país aumentó y se estabilizó con +2,2 puntos respecto a abril de 2020, y con respecto al 2019 creció más aún con +5,9 puntos a pesar de un cambio de gobierno y el contexto de pandemia. 

Sobre la situación económica nacional de aquí a un año la confianza aumentó en +1,3 puntos, y la proyección de aquí a tres años se incrementó en +3,1. Cavallo, afirmó que “esta mejora reafirma las lecturas previas que mostraban que el deterioro había sido moderado y que los consumidores visualizaban un shock de tipo transitorio en mediciones de los meses de marzo y abril”. 

PREDISPOSICIÓN A LA COMPRA DE BIENES DURABLES, VEHÍCULOS Y VIVIENDAS

La predisposición a la compra de bienes durables aumentó por segundo mes consecutivo, aunque el indicador permanece bajo con 18,5 puntos comparado a los 31,0 que marcó en febrero del 2020. La baja de mayo con respecto a febrero equivale a un 40.3% menos en la inclinación a la compra de autos, casas y electrodomésticos. 

Tanto en vehículos, como en viviendas y electrodomésticos, todos presentaron una leve mejora en la inclinación a la compra respecto a abril 2020. Si lo comparamos con el mes de mayo de 2019, la intención de compra de estos bienes bajó un -5,7%: un valor afectado tanto por la crisis del COVID-19, como por el aumento del dólar en +23.5% con respecto al año pasado.

La confianza del consumidor aumentó en el mes de mayo pero los consumidores no se muestran optimistas en todos los indicadores e incluso las subas en las mediciones no se acercan a recuperar la caída más acentuada del mes de marzo.

La preferencia por la moneda nacional fue el indicador que más bajó, con una cantidad de -4,5 puntos. Esta disminución modera la subida del mes anterior y puede estar relacionada a la suba del dólar: de 2.5% con respecto al mes anterior con expectativas de que continúe subiendo el precio de la divisa. 

Por otro lado las expectativas de ingreso fueron el indicador de mayor incremento, aumentando por segundo mes consecutivo en + 3,3 para mayo. Esta situación está posiblemente relacionada a la reactivación de la economía, la cual ha vuelto a incorporar más actividades que los meses anteriores estaban detenidas.

¿CUÁL ES LA CONFIANZA EN LOS DEMÁS PAÍSES DE LA REGIÓN?

La confianza del consumidor es de alarmante pesimismo con valores menores a 40 puntos. Uruguay es el único país con más de 40 puntos (concretamente 45.6) y en aparentemente en ascenso. Cavallo explicó que la caída de la confianza de marzo fue importante pero se mantenía relativamente elevada, por ejemplo, en comparación a la evolución de los otros países de la región. 

Argentina es el único país que disminuyó su puntaje respecto al mes anterior, sin embargo, fue el país que registró menor variación en esta crisis con -4,3 puntos entre febrero y mayo del 2020. 

Brasil, por su parte, parecería estar comenzando a moderar la fuerte caída registrada en los meses anteriores con un total de -14,8 puntos entre febrero y abril de 2020) aumentando 2 puntos este mes. 

Uruguay, por último, es el único país que mejora por segundo mes consecutivo, moderando la caída de - 9 puntos registrada entre febrero y marzo de 2020.